Centro de Ayuda @PopularResponde

Abr
12
0 Centro de Ayuda @PopularResponde Te respondemos
Publicado el Miércoles 12 de Abril de 2017

Algunos consejos para viajar en coche seguro y de forma económica

Es posible que en estos momentos –o en las próximas horas- estés a punto de coger el coche para desplazarte a un lugar de vacaciones o descanso. Al ser las ‘operaciones-salida’, en vacaciones o puentes, momentos de gran concentración de tráfico (por el número de vehículos circulando en reducido espacio de tiempo), queremos recordarte algunos consejos para que el viaje sea, en primer lugar, seguro, y en segundo término, también intentar que el gasto sea menor.

Los consejos de seguridad son los que nos recuerdan todos los años desde Tráfico:

  • En primer lugar, revisión del vehículo, para detectar alguna posible avería o desgaste de elementos que puedan afectar a la seguridad y al comportamiento del vehículo. Nos referimos a neumáticos, frenos, dirección, niveles de líquidos, etc.
  • Además, conviene que la revisión también se la aplique el propio conductor: si está descansado lo suficiente, o si se ha ingerido bebidas alcohólicas o medicamentos que puedan afectar a la conducción.
  • Antes de ponerse en marcha conviene consultar también el estado de carreteras, especialmente si nuestro destino permite alternativas con menos tráfico.
  • Ya en movimiento, tranquilidad. Es mejor hacer un viaje relajado y al ritmo adecuado que permita el tráfico, dentro de los límites legales establecidos. Con tráfico intenso, no merece la pena una ínfima ganancia de tiempo con un movimiento arriesgado.
  • En circunstancias de tráfico muy intenso, o incluso con retenciones, es muy importante respetar las distancias de seguridad.
  • Paradas para descansar, recomendables cada 200 kilómetros o dos horas.

Una vez tenidas en cuenta estas recomendaciones de seguridad, podemos atender también a otros consejos para una conducción económica.

  • En primer lugar, y ya que hemos mencionado los posibles atascos, intentar en la medida de lo posible no salir en la hora punta, para un trayecto más fluido y, por tanto, económico.
  • La carga del coche influye en el consumo. Revisa el equipaje y ajústalo a lo necesario.
  • El estado de neumáticos y componentes mecánicos también puede alterar el gasto de combustible. Revisa la presión.
  • Si nos vemos envueltos en un atasco, puede ser buena medida apagar el motor si la detención es prolongada.
  • Conducir sin brusquedad, evitando acelerones y frenadas bruscas (las que no estén justificadas). Anticipación y suavidad son claves.

Por último, nos queda desear un buen y tranquilo viaje, y ¡feliz descanso!