Centro de Ayuda @PopularResponde

jul
30
0 Centro de Ayuda @PopularResponde
Publicado el miércoles 30 de julio de 2014

¿Conoces las principales características de cada tipo de tarjetas?

La lista de tipos de tarjetas bancarias puede ser tan grande como amplias son las ofertas comerciales y las características, con ventajas adicionales para los clientes en muchos casos, de cada una de ellas. Sin embargo, atendiendo a lo primordial que es la forma de pago de las transacciones que realicemos con ellas, los tipos se reducen básicamente a dos modalidades: débito y crédito. Vamos a explicar brevemente en qué consisten los principales tipos de tarjetas.

Tarjetas de débito

La forma de cargo de las operaciones con tarjetas de débito es inmediata y sustituye conceptualmente al “pago en efectivo” en comercios. Las tarjetas de débito no disponen de límite de crédito, por tanto, el banco no ejerce de prestamista y ninguna operación genera intereses. El límite del gasto está condicionado por el saldo de la cuenta corriente asociada a la tarjeta, pero además por los límites de retirada de efectivo en cajeros y el límite de compras en comercios (tanto diario como mensual). Estos últimos límites se definen por el Banco por cuestiones de seguridad, sin embargo cualquier cliente puede solicitar su modificación según sus hábitos de consumo.

Tarjetas de crédito

En este caso, el banco sí actúa como prestador de dinero, ya que la operación de compra no estará condicionada por la existencia de saldo en la fecha de formalización, sino por la disposición de crédito que tenga en ese momento la tarjeta. El límite se establece en el contrato, así como las condiciones relativas a los intereses, cuotas y formas de pago (a mes vencido o aplazado). Dicho límite o disponibilidad de crédito puede ser modificado en función de la solvencia del cliente o de la política de riesgos de la entidad.

Tarjetas revolving

La tarjeta revolving es una modalidad de tarjeta de crédito con la particularidad de que solo permite pago aplazado. Puede elegir entre una modalidad de pago fija (referenciado al límite concedido) o un porcentaje de pago sobre el saldo pendiente. A medida que el cliente va amortizando deuda puede ir re-disponiendo del crédito concedido.

Tarjetas monedero

Son también conocidas como tarjetas prepago, y tienen similitudes con las de débito en el sentido de que el cliente sólo puede disponer del saldo que tenga en ese momento cargado en la tarjeta. No es necesario que estas tarjetas estén asociadas a una cuenta corriente, ya que pueden ser cargadas de forma independiente. Normalmente se utilizan para compras de importes reducidos.

Tarjetas de afinidad

Pueden ser emitidas en colaboración con terceros (comercios o por empresas de servicios), y premian, con beneficios para los clientes, la utilización frecuente como medio de pago. Puede haber también tarjetas de entidades no lucrativas, que busquen que con su utilización se destinen cantidades a ONG, asociaciones benéficas o clubes deportivos.

Tarjetas privadas

Son tarjetas emitidas por los propios comercios, aunque a veces se crean por entidades financieras intermediarias. Permiten las compras en sus propios establecimientos y en los asociados. Pueden ser de débito o de crédito, y el cargo se hace en la cuenta bancaria que el cliente determine.

Tarjetas de empresa y otros tipos

Dentro de la modalidad de ‘tarjetas privadas’, puede haber algunas específicas para empresas, que bonifican, por ejemplo, el consumo de carburante o el gasto en viajes realizados por una empresa.

También existen modalidades específicas para el pago de peajes en autopistas, como la Vía T.

En Banco Popular tenemos una amplia oferta de tarjetas pensadas para cada uso específico. Seguro que encuentras la que más se adapta a tus necesidades.