Centro de Ayuda @PopularResponde

nov
16
0 Centro de Ayuda @PopularResponde Productos y Servicios
Publicado el jueves 16 de noviembre de 2017

¿Qué debemos analizar a la hora de contratar un seguro de hogar?

El seguro de hogar es un producto que incluimos en nuestra página web en la pestaña ‘Para mi tranquilidad’. El objetivo principal de un seguro de este tipo es cubrir cualquier eventualidad que pueda aparecer sobre la vivienda, aunque no se suele limitar a la protección del propio inmueble. También garantiza asistencia y protección para daños a terceros -viviendas colindantes- producidos, por ejemplo, por escapes de agua, gas o incluso los desperfectos producidos por una mascota.

Por tanto, parece claro que esta cobertura básica de responsabilidad civil debe estar siempre incluida, y sumada a otra serie de coberturas que conviene analizar en cada caso.

En primer lugar, es conveniente asegurar los posibles daños a los bienes propios, producidos por incendio, explosión o inundación. Además, tenemos que contemplar también como posible circunstancia negativa el robo (algún seguro extiende la protección a atracos fuera de la vivienda).

Para elegir bien la cobertura, conviene adaptar la póliza a las necesidades y a una correcta valoración de nuestros bienes (continente y contenido, es decir, lo que es propiamente el inmueble y los bienes muebles que en él tenemos). Conviene realizar un inventario y guardar todo aquel documento que pueda acreditar la valoración de un objeto.

Otro aspecto que hay que valorar al contratar un seguro es los plazos que la compañía aseguradora tiene para la resolución de incidencias. En este sentido, se puede valorar incluir opciones de asistencia urgente o especializada las 24 horas del día de fontaneros, cerrajeros o electricistas.

Como opciones, los contratos pueden incluir la oferta de servicios de bricolaje en el hogar, así como la reparación de electrodomésticos, así como algún tipo de cobertura médica.

En cualquier caso, y como resumen, la recomendación más clara es ajustar la póliza a las necesidades reales y valorar la posibilidad de tener muchos servicios incluidos bajo un único contrato.