Centro de Ayuda @PopularResponde

dic
2
0 Centro de Ayuda @PopularResponde
Publicado el martes 2 de diciembre de 2014

Sugerencias a la hora de contratar un plan de pensiones

La contratación de un plan de pensiones individual es una opción de ahorro recomendable para tener un capital con vistas a la jubilación. Este producto financiero permitirá, gracias a aportaciones periódicas o extraordinarias realizadas durante la vida laboral, disponer de una cantidad de dinero que pueda complementar la pensión durante la jubilación o hacer frente a una contingencia personal como incapacidad.

Como siempre que hablamos de productos financieros, antes de nada consideramos necesario que cada persona tenga claro cuál es su perfil inversor y el nivel de riesgo que está dispuesto a asumir. Las cantidades que se aportan son gestionadas por las entidades con el objetivo de conseguir la máxima rentabilidad, y por ello puede variar el rendimiento en función del riesgo del producto concreto. Lógicamente, los planes de pensiones de renta variable tendrán, a priori, mejor rentabilidad que los de renta fija, pero estarán más sujetos a los vaivenes del mercado.

En este punto, conviene tener en cuenta la edad en la que se contrata el plan. A mayor proximidad de la edad de jubilación quizá sea más aconsejable recurrir a productos de menor riesgo, mientras que con mayor juventud y tiempo por delante se puede optar por planes con más riesgo. También, cuando se contrata el plan con menos edad, las aportaciones pueden ser menores, para ir creciendo según vaya aumentando la capacidad de ahorro.

Una recomendación que puede ser útil a la hora de combinar rentabilidad con riesgo, y de paso diversificar éste, puede ser contratar varios planes de pensiones.

Además, conviene analizar la periodicidad de las aportaciones. Puede resultar más práctico realizarlas en varios momentos (mensual o trimestral), en lugar de un único ingreso a final de año.

Otro tema que hay que contemplar, y que es uno de los aspectos más destacados de este producto de ahorro, son las ventajas fiscales de un plan de pensiones. En 2015 cambiarán algunas de las condiciones, como el límite máximo de aportación con derecho a reducción fiscal. Actualmente es de 10.000 euros para los menores de 50 años, pero se reducirá a 8.000.