Centro de Ayuda @PopularResponde

ene
12
0 Centro de Ayuda @PopularResponde Te respondemos
Publicado el viernes 12 de enero de 2018

¿Tenemos correctamente equipado nuestro coche para el invierno?

Los recientes sucesos motivados por la climatología adversa en las carreteras españolas deben llevarnos a considerar si, por nuestra parte y la de nuestro vehículo, estamos convenientemente preparados para afrontar situaciones similares, independientemente de la gestión que de ellas realicen las administraciones públicas.

El mantenimiento del vehículo debe ser constante a lo largo del año, pero hay temporadas como la invernal en la que conviene revisar más exhaustivamente algunos componentes. De entrada, es recomendable una revisión, en la que se prevea un aceite de lubricación que funcione bien con temperaturas bajas, un anticongelante para los líquidos del motor, y un repaso a batería, filtros, frenos, dirección y neumáticos.

Al igual que cuando hay lluvia o nieve salimos a la calle con el calzado adecuado, los neumáticos del coche son también muy importantes a la hora de valorar la seguridad. En cualquier caso, el estado de los neumáticos debe ser correcto, con el dibujo uniforme y con la profundidad adecuada para facilitar la evacuación de agua y, por tanto, el agarre. Y si la situación es extrema (nieve o hielo) y nos sorprende en mitad de un trayecto, hay que valorar la conveniencia de parar temporalmente si  las ayudas como las cadenas o neumáticos específicos de invierno no son suficientes para circular con seguridad.

La visibilidad es otro aspecto importante para circular. Para ver, debemos tener en perfecto estado los limpiaparabrisas, así como el equipo de luces del vehículo y sus repuestos. Y para que nos vean, volvemos al equipo de luces, que incluye los antiniebla delanteros y traseros.

Los elementos de seguridad preceptivos (triángulo de señalización o chaleco reflectante) pueden ser complementados con otros accesorios que, en caso de emergencia, pueden resultar útiles. Por ejemplo, unos guantes por si hay que realizar alguna operación en el vehículo en el exterior, una linterna o una o varias mantas.

Móvil cargado y depósito lo más lleno posible son recomendaciones que insistentemente realizan las autoridades de Tráfico cuando hay previsión de mal tiempo o nevadas. El combustible es la única fuente de energía para circular, pero también para mantener el calor en el interior del vehículo.

Por último, no queremos terminar esta relación de consejos sin recordar la importancia de un buen seguro, que contemple las más amplias coberturas sobre asistencia en viaje o posibles siniestros. ¡Más vale prevenir!