Abr
19
0 Actualidad
Publicado el Miércoles 19 de Abril de 2017

Prueba superada

El objetivo de revertir los efectos macroeconómicos de la crisis se ha logrado. “La economía española habrá recuperado en 2017 todo el terreno perdido durante la crisis”. Al menos así lo afirman las previsiones de FUNCAS, que señalan que “los indicadores disponibles apuntan a un ritmo de crecimiento en este primer trimestre del año muy cercano al registrado el trimestre precedente y superior a lo esperado”.

En este sentido, han dado a conocer la previsión de consenso de los 16 servicios de estudios que conforman el Panel de FUNCAS” que apunta a un crecimiento de la economía española del 2,6% en 2017, dos décimas más que en el anterior Panel, después de que 11 de los 16 panelistas hayan revisado al alza sus estimaciones”. Además, indican que “el crecimiento esperado para el primer trimestre del año es del 0,6%, una décima menos que en el cuarto trimestre de 2016, tasa que se mantendría hasta final de año”. Los panelistas de FUNCAS señalan que “la desaceleración del consumo privado condicionará el crecimiento de la demanda nacional, que será del 2,3%, seis décimas menos que en 2016.

Previsiones para 2018

Con la vista puesta en el año que viene, el análisis de las magnitudes macroeconómicas indica que “el ritmo de crecimiento de la economía seguirá aproximándose a su tasa potencial, lo que supone una desaceleración hasta el 2,2%”, apuntan los analistas de FUNCAS, quienes también señalan que “el aumento de la inflación por el encarecimiento de la energía, el agotamiento del efecto de la bajada de impuestos del año pasado, la congelación del gasto público por la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado y el final de la trayectoria descendente de los tipos de interés explican la desaceleración del crecimiento en 2017”.

A todos estos factores se sumará el próximo año “el previsible cambio en la política monetaria en la zona euro, con la progresiva retirada de estímulos y el aumento de los tipos de interés”. En el año próximo, “la ralentización procederá del menor crecimiento de la demanda interna, cuya aportación al crecimiento del PIB será de 1,9 puntos porcentuales”.

En cuanto al empleo, dice FUNCAS que se ha recuperado el 41% de los 3,6 millones de empleos perdidos en el periodo 2008- 2013” y anuncian que “el aumento de la inflación se trasladará de forma parcial a los salarios, que subirán un 1,6%”. Finalmente afirman que “la tónica positiva observada durante el inicio del año en el mercado laboral,  permite anticipar un crecimiento del empleo del 2,3% este año”. Este resultado, “junto con la ligera disminución en la participación laboral, dejaría la tasa de paro en el 16,1% en 2018”.