jun
18
0 Actualidad
Publicado el jueves 18 de junio de 2015

La recuperación anima levemente el gasto de los hogares

El gasto medio por hogar en el año 2014, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística, fue de 27.038 euros, 60 euros menos que la media 2013, lo que supuso un descenso anual del -0,2%. En términos constantes, eliminando el efecto de la inflación, que ha estado todo el pasado ejercicio en tasas muy bajas e incluso negativas, el gasto medio por hogar se incrementó un 0,5%, la primera cifra positiva desde 2007. Por su parte, el gasto total del conjunto de los hogares, medido en términos corrientes, aumentó un 0,3%. Al contrario de lo que venía sucediendo desde el inicio de la crisis, en 2008, la mitad de los doce grupos en los que el INE divide el consumo de los hogares ha registrado tasas positivas, frente a los continuos descensos de los últimos siete años, los más complicados para nuestra economía.

Los españoles hemos incrementado nuestro gasto en salud, con un alza del 9,8%, hoteles, cafés y restaurantes, cuyo gasto subió un 3,7% y donde destaca el dato de que gastamos 77 euros más de media al año en comidas y bebidas fuera de casa. Finalmente, el grupo de los transportes registró un incremento del 3,4% anual, debido especialmente al aumento del 17,8% en la compra de vehículos. Es decir, las señales de recuperación económica han empezado a levantar tímidamente parte de los recelos que los españoles teníamos a la hora de gastar en apartados no esenciales para la vida diaria.

Los grupos a los que la baja inflación les afecta más o en los que hay una gran competencia son los que han registrado un descenso del gasto en el pasado ejercicio, como es el caso de bebidas alcohólicas y tabaco, cuyo importe medio disminuyó un 4,5% con respecto a 2013; mobiliario, equipamiento y otros gastos de la vivienda, con una tasa anual del -4,1%; comunicaciones, con una variación del -3,6%, motivada sobre todo por la disminución del gasto; en los servicios telefónicos, en un 6,2%; y vivienda, agua, electricidad y combustibles, partida que disminuyó un 2,4%.

La mayor parte del gasto medio de los hogares durante el año 2014 se distribuyó en tres grandes grupos. El más importante es el de vivienda, agua, electricidad y combustibles, con un gasto medio de 8.747 euros y que supuso el 32,4% del presupuesto total de cada casa. Le sigue el de alimentos y bebidas no alcohólicas, al que los españoles dedicamos el 14,9% de nuestro presupuesto personal y, finalmente, los transportes, que con un gasto medio de 3.227 euros representan el 11,9% del gasto de cada uno de los hogares. A lo largo de los años de dificultades, el gasto medio ha bajado desde los 31.711 euros alcanzados en 2008 hasta los 27.038 del año 2014, una caída de 4.600 euros menos por hogar, lo que supone un descenso del 14,7%.