dic
28
0 Actualidad
Publicado el lunes 28 de diciembre de 2015

Regreso al futuro

En la famosa película de los 80, Marty McFly  tenía que viajar al pasado para poder asegurar su propio futuro. En estos años de dificultades, nuestra principal industria, el turismo, ha tenido que realizar su particular viaje en el tiempo para adecuar tanto su capacidad como su nivel de precios a un escenario de fuerte contracción en el que una parte significativa de las empresas turísticas han tenido que superar graves situaciones. En un símil médico, el turismo ha estado en la UVI, ha pasado a ser tratado en planta y una gran parte del mismo ya ha sido dado de alta, aunque con grandes cicatrices derivadas de la cirugía a la que se ha tenido que someter.

La Alianza por la Excelencia Turística, EXCELTUR, prevé revisar al alza las previsiones que maneja, en las que se espera un crecimiento del 3,6 % del PIB turístico en el conjunto de 2015. Una remontada que ha sido posible tras obtener unos resultados extraordinarios en Canarias en los últimos meses del año, entre otros factores. La inestabilidad en otros destinos, como los países de Oriente Medio, puede estar detrás de ese repunte de las llegadas de turistas a España. Un hecho que es matizado por los expertos en el mercado turístico, quienes consideran que ese tipo de situaciones no beneficia en ningún caso, aunque admiten que ha habido un movimiento hacia España de turistas que eran clientes habituales de otros destinos. El reto al que se enfrenta el sector es que estos turistas, que son prestados, se conviertan en viajeros fieles.

Además, una de las principales fortalezas turísticas que tiene España, aparte de la diversidad y la calidad de nuestra oferta, es la seguridad. Los conocedores del sector afirman que este concepto no sólo es seguridad ciudadana a pie de calle, es seguridad alimentaria, es seguridad sanitaria, es seguridad de que la oferta que se ha contratado se corresponde con la realidad. Además ha habido otros factores externos, como la caída del precio del petróleo, la devaluación del euro frente a la libra y el dólar, y el crecimiento del turismo norteamericano y sudamericano hacia España, que han contribuido al buen sabor de boca que va a dejar este 2015 que ya termina.

En este tramo final de año, EXCELTUR considera que el sector turístico está ya muy cerca de llegar a niveles de facturación y precios similares a los de antes de la crisis, tras una clarísima recuperación de la demanda nacional y la llegada de 68 millones de turistas en 2015.