dic
1
0 Actualidad
Publicado el lunes 1 de diciembre de 2014

El sector manufacturero avanza al mejor ritmo desde 2007

El PMI es un índice compuesto que mide el comportamiento de la economía. En el caso del sector manufacturero, este indicador se incrementó hasta el nivel 54,7 en noviembre, mientras que el mes anterior concluyó en el 52,6. Según los expertos de Markit, las condiciones operativas del sector manufacturero español registraron una notable mejoría en noviembre: “tanto la producción como los nuevos pedidos aumentaron a unos ritmos que no se veían desde antes de la crisis económica, mientras que la tasa de creación de empleo también fue más fuerte”. Además, al caer los costes por tercer mes consecutivo, se ha producido una nueva reducción de los precios cobrados.

Las industrias manufactureras han visto como los encargos aumentaron al ritmo más rápido desde abril de 2007 “debido a un incremento de los nuevos pedidos procedentes de los mercados nacionales y de la exportación”. La radiografía del sector realizada por Markit señala especialmente que “los nuevos pedidos procedentes del exterior también aumentaron considerablemente durante el mes”. El nivel más alto de pedidos, sumado al arranque de nuevos proyectos, se ha traducido en un aumento de la producción. “El ritmo de expansión fue el más rápido en casi siete años y medio, con lo que la producción manufacturera ha aumentado ininterrumpidamente los últimos doce meses”.

La mayor entrada de contratos  ha provocado un incremento de los pedidos pendientes de realización, que ha tenido el efecto arrastre de aumentar la contratación: “los niveles de dotación de personal se incrementaron por undécimo mes consecutivo. De hecho, la tasa de creación de empleo fue la más rápida desde julio de 2007”, apunta el PMI de Markit correspondiente a noviembre. A lo largo del mes se ha observado una importante caída del coste de las materias primas, especialmente del algodón, los productos lácteos y el petróleo. Esta caída de costes ha impulsado una nueva reducción de los precios cobrados, que han disminuido continuadamente desde agosto pasado.

Andrew Harker, economista sénior de Markit y autor del informe, ha remarcado como positivo que el sector manufacturero español no fue afectado en noviembre por las preocupaciones que surgieron en otras partes de la zona euro, “puesto que registró los aumentos más rápidos de la producción y de los nuevos pedidos desde mediados de 2007”. El experto de Markit reconoce que el sector ha encadenado doce meses ininterrumpidos de incremento de la producción, aunque llama la atención sobre los precios: “hay pocas señales de conclusión de las presiones deflacionarias, ya que tanto los precios de compra como los de venta continuaron cayendo”.