mar
2
0 Actualidad
Publicado el viernes 2 de marzo de 2018

Suave aterrizaje

Del 3,4 en 2015, al 3,3 en 2016 y al 3,1 el año pasado. Las cifras del INE muestran como nuestra economía, aunque creciendo a buen ritmo, va planeando suavemente con leves descensos en las cifras de crecimiento anual. El año pasado, “como resultado de la agregación de las estimaciones correspondientes a 2017 –dice Estadística- el PIB a precios corrientes se sitúa en 1,16 billones de euros, lo que supone una variación en términos nominales del 4% y, en términos de volumen, del 3,1% respecto a 2016”.

Mayor demanda interna

La contribución de la demanda interna al crecimiento anual del PIB en el cuarto trimestre de 2017 es de 3,2 puntos, dos décimas superior a la del tercer trimestre, mientras que la demanda exterior presenta una aportación de –0,1 puntos, dos décimas inferior a la del trimestre anterior. Este mayor dinamismo interno tiene su reflejo en las cifras de gasto. “Analizando el crecimiento desde la óptica del gasto, se observa una contribución mayor de la demanda nacional (3,2 puntos frente a 3 del trimestre anterior) y menor de la externa (-0,1 puntos frente a 0,1)”.

Dentro de los dos principales componentes de la demanda nacional, “el gasto en consumo final presenta una variación interanual mayor (2,5% frente al 2,1%)”,  mientras que el gasto de los hogares “experimenta un crecimiento interanual del 2,5%, una décima superior al del tercer trimestre, como consecuencia del comportamiento de los distintos tipos de bienes y servicios que lo integran”. Finalmente, el consumo de las Administraciones “presenta una variación interanual del 2,4%, un punto superior a la del trimestre precedente”.

El empleo, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, registra una variación trimestral del 0,5%, tres décimas inferior al trimestre anterior, aunque en términos anuales, “aumenta a un ritmo del 2,9%, tasa similar, lo que supone un incremento de aproximadamente 506 mil puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año”, señala Estadística.

Escenario europeo

Por lo que se refiere a nuestro entorno más inmediato, en el cuarto trimestre de 2017 tanto la Unión Europea como la Eurozona experimentan un crecimiento trimestral del 0,6%, una décima inferior a la del trimestre anterior en ambos casos. Entre las principales economías europeas el comportamiento es dispar: mientras Bélgica, Francia y Reino Unido crecen más deprisa que en el tercer tramo de 2017, Alemania e Italia registran crecimientos inferiores a los del trimestre anterior.