dic
1
0 Actualidad
Publicado el viernes 1 de diciembre de 2017

Tres de cada cuatro internautas compran por la red

Más de 16 millones de españoles compraron el año pasado por la red y se gastaron una media de 80 euros en sus adquisiciones virtuales. Son muchos, pero podrían ser muchos más y dejarse mucho más dinero en el comercio electrónico ya que, aunque la media de compras subió, todavía no llegan a tres veces al año las ocasiones en que hacemos clic en una tienda virtual y adquirimos algún producto o contratamos un servicio.

“Comparativamente con el resto del mundo, España se encuentra en el noveno puesto de compra de artículos por Internet, por detrás de EEUU y por delante de países de nuestro entorno como Portugal, Francia, Bélgica o Italia”, dicen los expertos de Dentsu Aegis Network, que han escudriñado acerca de nuestro comportamiento comprador en la red.

¿Qué compramos por Internet?

Las compras virtuales que más efectuamos son la contratación de viajes y la compra de entradas para espectáculos que suponen un 65,8% y  un 49,8% respectivamente de todas las adquisiciones en la red. Sin embargo, para el segmento de internautas más enganchado a la compra digital, las estrellas de sus carritos virtuales son los ordenadores y smartphone, con cerca de un 80% y la música, con un 70%.

Este grupo, bautizado como Heavy E-Buyers, “destaca por demostrar un claro afán por marcar tendencia y tener una vida emocionante, lo cual les lleva a comprar viajes poco convencionales”, dicen los expertos de Dentsu Aegis Network, quienes también aseguran que “están a la última en todo lo que tiene que ver con la tecnología, suelen decantarse por las cosas nuevas o diferentes y, si quieren algo no les frena el que no sea fácil de encontrar, al contrario, es un reto para ellos”.

Según Petra Plaza, una de las directivas de Dentsu Aegis Network, “el análisis de esta información nos ha ayudado a constatar que el comercio electrónico no es el futuro, es el presente; que no es cosa de unos cuantos, sino que es cosa de muchos; y que no es solo para unas categorías concretas, sino que cada vez más se está incorporando en la compra de cualquier tipo de producto. Ahora el desafío es saber adaptarse a esta realidad.”