abr
21
0 Actualidad
Publicado el jueves 21 de abril de 2016

En la cresta de la ola

Las expectativas para nuestro sector económico más importante, el turismo, continúan siendo positivas y afianzan el liderazgo de España como referente internacional. Es la principal conclusión a la que ha llegado la consultora internacional Deloitte que acaba de publicar su informe Tendencias y Evolución del Turismo en España. Expectativas 2016 en el que resalta la buena salud que atraviesa este segmento de nuestra economía.

Un sector en racha

Según los analistas de esta firma internacional, la tendencia en el turismo en España es de crecimiento. Según el INE, España recibió en 2015 más de 68 millones de turistas internacionales, mientras que las previsiones apuntan a que este año podremos alcanzar la cifra de 70 millones. Además, las cifras de inversión también son optimistas, “en 2015 el volumen de transacciones fue superior a los 2.000 millones de euros, más del doble de las registradas en 2015, y España se ha convertido en el tercer mercado europeo por volumen de inversión, sólo superado por Reino Unido y Alemania”, señala el documento de Deloitte.

Aunque el arranque de 2016 ha sido positivo, España se enfrenta a una serie de incertidumbres que podrían impactar en el sector turístico. “Destacan la continuidad del entorno geopolítico exterior de países cercanos; y la buena marcha de la economía de los países de los que somos receptores”. Deloitte asegura que se refuerza la perspectiva de crecimiento de la demanda de turismo urbano, “propiciado, fundamentalmente, por el incremento de los viajes de negocio, lo que favorecerá a ciudades del interior y norte de España, Madrid entre ellas”.

El informe también indica que “el crecimiento de la demanda seguirá influyendo positivamente en regiones como Cataluña, Islas Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y Andalucía. Aunque continuarán creciendo, es de esperar que lo hagan en porcentajes más moderados que los destinos urbanos, debido a que estos últimos presentan mayor potencial de recuperación por haber sido los más afectados de forma negativa en la crisis”. En definitiva, Deloitte avanza que “de acuerdo a las últimas estimaciones publicadas por Exceltur, el PIB turístico podría aumentar, en 2016, entre el 2,7% y el 3,4%, pero siempre con tendencia ascendente.

“Todos estos datos no hacen sino confirmar la fortaleza del sector turístico español, que año tras año es capaz de sobrepasar todas las expectativas y se consolida como uno de los principales destinos turísticos del mundo”, concluye  Jorge Schoenenbergber, socio director de las áreas de Travel, Hospitality, Leisure & Transport de Deloitte.

Retos para el futuro

De cara a los próximos años, con la vista puesta en 2020, Deloitte indica que los encuestados para la elaboración de su informe turístico destacan que “la inversión en los próximos años debe dirigirse a la mejora de la experiencia del cliente (31%) y la adopción del canal online como fuente de inspiración y compra (28%)”. Por otro lado, en este estudio también se hace hincapié en el auge de los modelos colaborativos y las alianzas entre empresas, tal como muestran los resultados de la encuesta, “estos tipos de colaboraciones serán cada vez más necesarios en un futuro a corto plazo, el 61% y el 45% de los encuestados  los consideran imprescindibles”.