feb
22
0 Actualidad
Publicado el jueves 22 de febrero de 2018

Una montaña de basura

Aunque todavía tiramos demasiadas cosas a la basura, cada vez somos más conscientes de la necesidad de reducir la cantidad de desperdicios que producimos. Las cifras que maneja Eurostat indican que en la Unión Europea la cantidad de residuos urbanos generados por persona en 2014 ascendió a 475 kg, un 10% menos de los 527 kg que se alcanzaron en 2002. De los 475 kilos de media de residuos generados por persona en la UE se tratan alrededor de 465, de los cuales el 28% se recicla y se convierte en compost otro 16%.

Los que más basura generan

Dinamarca, Chipre, Alemania y Luxemburgo son los países europeos donde más basura se produce, mientras que Rumanía, Polonia y Letonia apenas originan 300 kilos de desechos anuales por persona. Todos muy lejos de los campeones europeos enviando desperdicios al vertedero, los daneses, que producen 759 kilos anuales por habitante, aunque Chipre, Alemania y Luxemburgo superan la barrera de los 600. Entre esta cifra y la median tonelada kilos ubican Malta, Irlanda, Austria, los Países Bajos, Francia y Grecia, mientras que España produce 435 kilos de basura por habitante y año de los cuales prácticamente la totalidad recibe algún tratamiento.

Los campeones del reciclaje

Casi dos tercios de los residuos urbanos son reciclados o compostados en Alemania, una cifra que refleja la preocupación medioambiental que existe en ese país. Tras ellos se sitúan Eslovenia (61%), Austria (58%), Bélgica (55%) y los Países Bajos (51%). En cuanto a los tratamientos para reciclar la basura, el compostaje es más común en Austria (32%), seguido por los Países Bajos (27%) y Bélgica (21%). En nuestro país, aunque toda la basura pasa por algún proceso de tratamiento, sólo el 16% se recicla, el 17% se composta, el 12% se incinera y el 55% restante se entierra.

Retos de futuro

Si todos los habitantes generásemos los más de 820 kilos de basura por habitante y año que producen los estadounidenses, está claro que tendríamos un gravísimo problema. El Banco Mundial ha realizado un estudio en el que indica que la cantidad de residuos sólidos urbanos está creciendo incluso más rápido que la tasa de urbanización. El documento de trabajo señala que a medida que los países, en particular India y China, continúan su rápido ritmo de la urbanización y el desarrollo, las cantidades de residuos sólidos urbanos se prevé que aumenten considerablemente hasta superar los 2.200 millones de toneladas por año.