may
27
0 Actualidad
Publicado el miércoles 27 de mayo de 2015

El verano traerá un millón de empleos

En un país con una economía de servicios como es el nuestro y donde el turismo tiene un peso muy importante, el verano siempre ha sido una etapa tradicionalmente buena para el empleo, aunque sea eventual. El tirón que está viviendo nuestro sector turístico, con cifras de record en la llegada de viajeros extranjeros y con un mercado interior más animado, hace que en el verano de 2015 se pueda llegar a la cifra de un millón de contrataciones para hacer frente al repunte de trabajo que suponen los meses estivales.

Desde el inicio de la crisis, gran parte de las empresas han reestructurado sus plantillas para poder hacer frente a los meses de verano sin tener que recurrir a personal temporal que cubra las vacaciones de sus empleados o que haga frente a la mayor demanda que registran algunos sectores en este periodo del año. En este contexto, es la primera vez desde 2008 que Adecco ha detectado un cambio de tendencia que apunta a que la mayoría de empresas está reclutando personal extra para el verano. Las previsiones que maneja esta ETT contemplan que uno de cada cuatro contratos de la campaña veraniega se realice en sectores típicos de la temporada estival, como es el caso de la hostelería y el turismo, aunque también espera que se cree empleo en otros como el comercio y la distribución.

De hecho, ya hay segmentos de nuestra economía que están anticipando la llegada del verano, como es el caso de alimentación y bebidas, y ya están reforzando sus plantillas para hacer frente al repunte de producción al que tienen que hacer frente de cara a los próximos meses. Por zonas geográficas, Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana serán las regiones donde más contratos se realizarán este verano, siempre de acuerdo con las previsiones de Adecco. Entre las tres primeras concentrarán el 45% del total de empleos generados en la campaña veraniega, aunque Andalucía y Murcia, dos comunidades que reciben un número muy elevado de turistas, también van a vivir un buen verano para el empleo.

Los profesionales más demandados en esta temporada estival serán cocineros, camareros, carretilleros, mozos de almacén, tele-operadores, dependientes, camareros de piso y manipuladores de alimentos, entre otros. Son puestos que tradicionalmente eran ocupados por gente joven que buscaba un primer empleo o bien estudiantes que querían compatibilizar sus estudios con un trabajo eventual. Sin embargo, los elevados índices de desempleo hacen que desde unos años atrás, amas de casa, parados de larga duración y personas mayores de 45 años, que tienen muchas más dificultades para acceder a un empleo, opten por tratar de reengancharse al mercado laboral mediante un empleo de temporada.