sep
30
0 Actualidad
Publicado el viernes 30 de septiembre de 2016

Los videojuegos, el nuevo motor de la industria

Dicen que el videojuego español está viviendo su particular edad de oro. Al menos así se puede considerar a tenor de las cifras recogidas en el Libro Blanco del Desarrollo del Videojuego Español, editado por la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV).

Diez mil empleos en tres años

El carácter emprendedor y la constante evolución que vive este sector hace que la producción de contenidos lidere la creación de empleo en España: “en su papel de motor de la industria, un año más, el sector del videojuego ha logrado una alta cota de crecimiento, incrementando su fuerza laboral en un 32%, lo que se traduce en 4.460 profesionales”. A esto hay que sumarle los puestos de trabajo generados de forma indirecta lo que, según las estimaciones de este estudio,” alcanza la cifra total de más de 7.800 profesionales vinculados al mundo del videojuego”. Los profesionales de este sector ven el futuro de esta industria con optimismo y estiman unas previsiones de crecimiento a una tasa anual de un 22,7% en los próximos 3 años, lo que puede permitir que se superen los 10.000 empleos en el horizonte de 2019.

En constante crecimiento

El videojuego español facturó más de 510 millones de euros en 2015, un 24% por encima de la cifra lograda en 2014. Si esta tendencia se mantiene, en 2019 los videojuegos nacionales podrían llegar a facturar 1.140 millones de euros. Ahora mismo, la venta digital ya representa el 56% de la facturación del sector y casi un 40% son ingresos alternativos, como desarrollos para terceros,  venta de servicios y formación. En cuanto a la distribución geográfica de las empresas de videojuegos, el 80% se aglutinan en 5 comunidades autónomas y más de la mitad se concentran entre Madrid y Cataluña, con un  26,2% y un 24,8%, respectivamente.

Desde España para el mundo

La industria española del videojuego tiene vocación global, con unas exportaciones que representan el 52 % de la facturación. Los dos mercados internacionales de mayor peso son Norteamérica, con un 22%, y Europa, con un 19%. “Debemos apostar decididamente por crear un ecosistema que nos ponga en condiciones de competir mundialmente con las grandes industrias internacionales, como Canadá, Corea del Sur o Francia, Reino Unido e Irlanda en Europa, países que han decidido apostar fuerte por el videojuego como sector altamente tecnológico, creativo, generador de empleo y de riqueza”, ha señalado Ignacio Pérez Dolset, presidente de DEV.